Perfil del Estudiante Goyaveriano

 

 

El estudiante goyaveriano es humilde, posee capacidad espiritual, contemplativa y reflexiva inspirada por su conexión con Dios, que proyecta al mostrar respeto por la diversidad cultural y religiosa.

 

El estudiante goyaveriano es amoroso, establece buenas relaciones con los demás, respeta la vida, la intimidad y el buen nombre de sus semejantes.

 

El estudiante goyaveriano es comprensivo, se integra en su comunidad, respeta, tolera, ayuda, participa y aporta; es consciente de que tiene derechos y deberes que lo hacen parte de una democracia.

El estudiante goyaveriano  es leal, respeta y muestra fidelidad a sus principios éticos y morales que comunica mediante diversas expresiones artísticas y científicas, comprometido con su entorno social, ambiental, personal y emocional.

 

El estudiante goyaveriano es responsable, se esfuerza constantemente por aprender a aprender, por el cuidando de mismo  desarrollando armónicamente su corporalidad, por medio de la actividad física, alimentación, crecimiento espiritual y cuidado del medio ambiente.

 

El estudiante goyaveriano es conciliador, sabe que el trabajo colaborativo ayuda a que su pensamiento se haga dinámico, crítico y reflexivo, dispuesto para resolver problemas y participar en el desarrollo de proyectos que lo hacen partícipe de la transformación de su entorno.

 

El estudiante goyaveriano es curioso, creativo, sensible y soñador en su búsqueda permanente por aprender de su entorno, de los fenómenos naturales y culturales, identificando a la investigación como herramienta para el desarrollo y la innovación, en donde el pensamiento artístico y científico; y el idioma inglés son acervos para interactuar con la realidad y otras culturas.

 

El estudiante goyaveriano es virtuoso, posee valores, conocimientos, habilidades y destrezas que sabe poner en práctica en su formación, que dará continuidad al desarrollo profesional y personal de su proyecto de vida.